“No hay ayudas pequeñas o grandes”

El Equipo de Amigos Solidarios dejó su huella en FM Nacional Folklórica, donde difundió su historia, su filosofía, su estructura y su metodología de trabajo en una entrevista en vivo.

En diálogo con el programa Dando una mano, emitido todos los sábados entre las 12 y las 14 horas, el EAS pudo darse a conocer a través de la presencia de Gonzalo y Sabrina, dos de los miembros fundadores de la organización.

“Somos como cualquiera que escucha la radio”, se apresuró en aclarar Gonza: “Tenemos trabajo, pagamos la cuota del colegio, mandamos a los chicos y nos levantamos temprano. Pero en nuestro tiempo libre, aunque cada vez le dedicamos más tiempo, solucionamos problemas de personas con carencias, uniendo puentes con el que pueda ayudar”.

Por su parte, Sabri dio detalles sobre el sistema de trabajo del EAS: “Actualmente somos alrededor de 19 personas de ‘staff fijo´. Más allá de eso, tenemos un montón de colaboradores. En total, seremos unos 50”.

Además, la integrante del Equipo dio detalles del origen de esta entidad e hizo fuerte hincapié en la persistencia en el trabajo. “Nos propusimos que todos los meses sea religioso ayudar a una persona o una institución”, manifestó. “Fuimos creciendo y logrando esa constancia que tanto cuesta y empezamos a organizarnos. La constancia es lo que hace que la gente nos siga, nos apoye y se cope”.

No existen donaciones pequeñas

Sabrina fue contundente con respecto a las colaboraciones: “Un peine fino a veces nos salva porque es lo que se necesitaba en ese lugar. Un paquete de fideos o diez kilos es igual un montón”.

“Todo lo que se puede dar sirve, no sólo un producto o ayuda económica. Como prestarnos un depósito para guardar, ayudarnos a llevar las cosas”, añadió Sabri, quien también subrayó los servicios profesionales que prestan algunos colaboradores.

A modo de cierre, Gonzalo le envió un mensaje a los oyentes, al recordar que “mucha gente quiere ayudar y no sabe cómo”. En este sentido, expresó: “Lo que nosotros hacemos es organizarlos. La verdad, vale la pena probarlo por lo menos una vez”.

Si querés formar parte de esta hermosa locura solidaria, el EAS te espera con los brazos abiertos. Comunicate.

Publicado en Notas en general.