El corazón mirando al sur: Fuimos al comedor “Los Peques”

Esta vez, el GPS nos llevó bien abajo en el mapa del Gran Buenos Aires. Desde temprano calentamos motores y agarramos la ruta 2 hasta El Pato, un barrio no muy conocido que se estableció en el corazón del partido de Berazategui.

El acceso a la localidad nos obligó a revisar la ubicación dos veces. Sorprendidos por el lujo de su entrada, nos preguntamos más de una vez: “¿Seguro de que es acá?”, mientras chequeábamos el mapa. Claro, cuando dejamos atrás la ostentosa “marquesina” de El Pato, ya con el country club y la zona comercial a nuestras espaldas, entendimos que la fachada es engañosa: dentro del barrio existen las mismas carencias que en el resto del conurbano bonaerense.

Tamara nos recibió en el comedor “Los Peques”. Ella es una de las responsables de haberle dado vida al lugar, localizado a aproximadamente un kilómetro y medio de aquella “puerta de oro” por la cual El Pato te invita a entrar. Hace unos cuatro años, comprendió que las injusticias y desigualdades tienen su respuesta en la solidaridad, por lo cual les abrió las puertas a 145 chicos y chicas del barrio, que acuden al merendero tres veces por semana.

Con este panorama, nos propusimos tenderles una mano a Tamara y a sus compañeras con herramientas de uso cotidiano, desde utensilios de cocina y útiles escolares hasta una heladera y un ventilador. Así, esperamos generarle a “Los Peques” un impacto positivo antes de que empiece el verano.

Publicado en Acciones.