Nuestro equipo: hoy queremos que conozcas a Gonzalo

En algún momento de la historia, la literatura estableció el dilema “cerebro-corazón” como dos conceptos que conviven en constante tensión. Pensar o sentir. Razón o pasión. Contradicciones con las que hay que lidiar todo el tiempo. ¿O no?

Este axioma de la poesía más trillada se evapora cuando conocés a Gonzalo, inventor de la fórmula para la compatibilidad de lo históricamente imposible. Como uno de los directores estratégicos, es el cerebro que articula al Equipo de Amigos Solidarios a través de su personalidad estructurada y capacidad de liderazgo. Al mismo tiempo, la potencia de su corazón es el motor que moviliza al grupo hacia nuevos desafíos, desde su temperamento, carácter y perseverancia.

Así, a partir de esta alquimia improbable entre dos conceptos opuestos fue que, en 2016, en una mesa de amigos, Gonzalo pensó con el corazón y sintió con el cerebro. De aquel “Big Bang” metafísico tuvo su origen esta locura solidaria que ya no puede parar de crecer.

Entonces, todo lo que nos aseguraron los libros está mal. Y tenemos entre nosotros a la prueba viviente de que se puede razonar con el alma, de que se puede sentir con las neuronas, así como planificar con base en el humor y cuantificar el amor repartido. Cálculos indescifrables que sólo nuestro Gonzalo puede resolver.

Publicado en Historias.