En agosto vamos a celebrar el Día de las Infancias al barrio Los Hornos

En el seno de José C. Paz (Zona Oeste del Gran Buenos Aires) existe un sitio al que la sociedad preferiría tener escondido y en las sombras, donde muchas necesidades básicas son una utopía y los gritos de los más vulnerables se responden con silencio. Ciertamente, quien pasa cerca de estos asentamientos prefiere no atravesarlos, así como ningún político se atrevería a poner un pie allí para ensuciar sus zapatos.

Barrio Los Hornos carga con los mismos estigmas que tantos otros distritos en todo el país, basados en leyendas escritas desde prejuicios e indiferencia. Para el resto de la “civilización”, que tanto se incomoda con algunas aristas de la realidad, mejor mantenerlos escondidos, tapados y a oscuras.

Entre tanta penumbra, el destello de Somos Luz llegó para encandilar a los más miopes, para avisar que “estamos acá aunque no quieran vernos ni oírnos”. Son cinco mujeres con una admirable fuerza de voluntad que cada fin de semana hacen lo que nadie se anima a hacer: pisar el barrio, conocer a su gente, empatizar con sus necesidades y, sobre todo, romper con todos los prejuicios. De esta manera, cada sábado se trasladan 25 cuadras por las vías del ferrocarril con la única motivación de convertirse en la esperanza de los niños y niñas de más de 100 casillas, llevándoles comida, educación, amor y contención.

En este mes de agosto deseamos darles a estas heroínas una mano para que los pibes y pibas de Los Hornos tengan un inolvidable Día del Niño. Estamos juntando juguetes, juegos, peluches, libros infantiles y todo lo que esté en óptimas condiciones que pueda sacarles una sonrisa a los más pequeños. Nosotros también queremos ser un haz de luz entre tanto crepúsculo.

Publicado en Acciones.